¿Que es un objetivo descentrable?: una buena fuente de inspiración

Un objetivo descentrable (Tilt and Shift, como se les conoce en inglés) es como su propio nombre indica, un objetivo cuya construcción permite que el eje óptico pueda moverse, quedando descentrado y alterando el plano de enfoque sobre la cámara. Sin entrar en explicaciones técnicas fue un capitán alemán, el sr. Theodor Scheimpflug, quien formuló un conjunto de leyes que llevan su apellido, entre otras la que dice que modificando el eje óptico sobre un plano, se puede conseguir una aumento de la profundidad de campo… o trastocarla, según se vea. Algo que siempre han permitido las cámaras de gran formato

Un par de fotos del pasado photowalk del 30 de diciembre, como ejemplo de lo que se puede hacer con un objetivo que permite descentramientos, cuando se utiliza para todo lo contrario: eliminar la profundidad de campo.

Ambos modelos estaban en el mismo plano óptico, o sea, en paralelo entre ellos y perpendiculares a mi cámara y por lógica la nitidez debería haber sido la misma en ambos casos. Pero basta mover el eje del objetivo a la izquierda y a la derecha, para que cada uno de ellos quede fuera del enfoque y por tanto, pierda nitidez.

Un ejemplo de como un objetivo que ha sido diseñado para aplicaciones muy concretas, por ejemplo para fotografiar productos en lo que se quiere conseguir el máximo de profundidad de campo, puede tener una vertiente creativa en su utilización.

Podéis ver un buen montón de enlaces en esta web sobre artistas, fotos y pruebas de objetivos descentrables: una buena fuente de inspiración.

Fotos realizadas con una Canon 1Ds mk2 y un EF 90 mm TSE f2,8, a la máxima apertura (f2,8). El caballero de la izquierda es Luis Rodriguez. Desafortunadamente no tengo el nombre del modelo de la derecha… ¿alguien en la sala?

»Categorías: Objetivos, Técnica
Tenía 15 años cuando cogi por primera vez la cámara de fotos de mis padres, una Agfa de telémetro. Me dejaron hacer unas fotos y días después acudi a recoger las fotos reveladas. No lo sabía, pero acababa de nacer una afición que me sigue fascinando desde hace 30 largos años, en los que no he parado de captar imágenes. En 2007 abrí Enfocando.es un blog de fotografía en el que he volcado fotos, vídeos, comentarios, análisis y consejos con el afán de compartir mi experiencia sobre la fotografía. Actualmente soy el director general de la empresa que fundé en 1997, Territorio creativo.

Hay 9 comentarios

#1 Marilin Gonzalo enviado el 01.10.08 #11:24 am

Gracias por la explicación! hace poco pregunté en twtr sobre esto… y tú habías llevado uno al photowalk y yo charlando contigo sobre tonterías! jaja

El modelo de la derecha es Diego de Haller, aka villanis

#2 luisete enviado el 01.10.08 #11:27 am

Qué emoción verme en tu blog, Juan Luis… Me gustó mucho el descentrable, ciertamente, pero de momento, lo pongo a la cola de la lista de prioridades para futuras compras, que demasiadas cosas tengo ya previstas :D

#3 Mauro - Fotomaf enviado el 01.10.08 #11:28 am

se me adelantó la rápida Marilink ;)

Excelente explicación
La próxima vez me lo dejas probar ;)

#4 juananguerrero enviado el 01.10.08 #12:19 pm

Ganas les tengo (a los TS)… Gracias por el enlace, me lo apunto.

#5 Alvaro enviado el 01.27.08 #8:08 pm

Muy interesante, me suena que los usan mucho los para arquitectura, pero me parece que son un poco caros. No estoy seguro, a lo mejor me confundo con otro tipo de objetivo. Por cierto, muy interesante tu blog.

#6 JuanLuis enviado el 01.27.08 #8:22 pm

Gracias Álvaro, por tu comentario: sí, se usan para arquitectura y son caros ;-)

Pero muy eficaces…

#7 Diego enviado el 08.12.08 #3:24 pm

Vaya, y yo que me encuentro ahora con esto y sin saber que formo parte de la explicación de lo que es un objetivo descentrable. No sé, pero al verme a mí mismo me queda más claro, jeje.

¡Gracias! (aunque sea meses después)

#8 guillermo echeverría enviado el 01.27.09 #12:50 am

felicitaciones, una página estupenda. Guillermo

#9 Carlos Pérez enviado el 11.22.09 #2:38 pm

El caballero de la derecha es Diego de Haller. ¡Qué grande es Madrid y qué pequeño a la vez!

Escribe un comentario