Entradas de noviembre 2010

Otoño, ese otro color en el Hayedo de la Tejera Negra

Unidos hacia el cielo. Tejera Negra, Guadalajara – Nikon D3s, 14-24 f2,8, ISO 200, f11, 1/100 – © Juan Luis Polo

Otoño es sinónimo de oportunidades para la fotografía. La luz es más suave, el sol se mueve más bajo y sobre todo el paisaje muestra otro aspecto, capaz de sacarnos de la rutina visual. El Hayedo de la Tejera Negra en Guadalajara es uno de mis lugares preferidos para visitar en ésta época del año. El Haya es un árbol con un colorido muy característico en estas fechas, que abre un buen montón de oportunidades para jugar con el color.

Sumado a esto que este parque natural es una delicia para los sentidos y que un paseo otoñal por sus caminos, ayudan a reconciliarse con el mundo que a diario nos empeñamos en desdeñar y destruir, la experiencia es muy recomendable.

Como el peso es una de la cuestiones que condicionan una caminata por un lugar así, suelo ajustarlo al máximo, con un cuerpo de una reflex, un zoom angular y un macro. Nuestra espalda nos lo agradecerá ;)

Scania R620, un viaje diferente

Scania R620, un viaje diferente from Juan Luis Polo on Vimeo.

Esta es una entrada y un vídeo que le debía a Nacho Bruyel, actual director de comunicación de Indal y, cuando tuve la oportunidad de probar un Scania R620, responsable de comunicación de dicha compañía. Corría mediados de marzo y me ofreció la oportunidad de probar un camión superlativo en todos los aspectos, para después compartir mi experiencia.

Como posiblemente sabéis en abril un accidente torció muchos de mis planes forzándome a cuatro largos meses de recuperación. Así que este vídeo y otros muchos temas se quedaron el tintero, hasta encontrar el momento de editar el material y publicarlo.

¿Cómo se viaja a bordo de un camión de 620 cv? como en el mejor de los turismos, en realidad. Me apasiona el mundo del motor desde siempre, no en vano aprendí a conducir con 12 años y desde entonces es uno mis hobbies favoritos. Cuando Nacho me ofreció la posibilidad de viajar en este camión, no me lo quise perder por nada del mundo. Está claro que comparar un camión con un turismo es comparar churras con merinas, pero lo que me sorprendió desde el inicio es lo confortable que era todo en su interior con una cabina pensada hasta en el más pequeño detalle, para que el conductor sea el rey absoluto.

En marcha: la persona que conducía obró maravillas para que el resultado final de la prueba fuera tan positivo, pero os he de reconocer que viajar en este camión es una experiencia muy confortable. La suavidad, ausencia de ruidos, capacidad de aceleración o la facilidad con la que el conductor mantenía la velocidad, indican que el camión está pensado para hacer jornadas infinitas en carretera. No voy a entrar en el detalle técnico, para ello os acompaño las entradas que escribió Javier Costas en Motorpasión, que si os gusta el mundo del motor está lleno de información muy interesante.

Si quiero desde aquí agradecerle a Nacho Bruyel la deferencia de haberme invitado a saborear una experiencia muy diferente a las que habitualmente disfruto, más cercanas al mundo de los turismos. Cuando me cruzo o adelanto a uno de estos camiones, ya no les miro igual ;)

Y para los que queráis saber con qué se grabó el vídeo: una Nikon D3s, 24-120 VR y un 14-24 2,8. La edición final con iMovie.

Motorpasión | Prueba del R620 con muchos detalles técnicos primera parte y segunda parte

»Etiquetas: ,
»Categorías: Producto

La ruta fotográfica perfecta: ¿qué equipo te llevarías?

La cámara de otro siglo © Juan Luis Polo

Seguimos preparando el viaje a Malta y elegir el equipo que llevarse es un bonito quebradero de cabeza, sobre todo si uno tiene un equipo amplio, porque no puede llevarse todo y toca descartar parte. ¿Pero qué parte?

La cámara En mi caso la reflex que tengo en este momento, una Nikon D3s. Pesada y versátil a partes iguales y con el añadido de que graba vídeo a 720p, con lo cual “dobla” su función. Hace unos años la respuesta a este tipo de cuestión siempre era la misma: una reflex si buscas calidad y versatilidad a la hora de decidir las fotos. A día de hoy con la evolución que estamos viendo, me atrevería a afirmar que una reflex no es la única manera de conseguirlo.

¿Un segundo cuerpo? En mi caso la segunda cámara será una Olympus PEN E-1. Nunca me ha gustado viajar con una sóla cámara: la probabilidad de que tengamos algún percance y nos quedemos sin poder hacer fotos está presente. Así que lo mejor es utilizar “cinturón y tirantes”.

Objetivos: habitualmente viajo con un superangular (14-24mm) y un teleobjetivo (70-300mm). Y para todo lo demás, un 50mm luminoso. Pero si te encuentras más cómodo en la banda media (entre los 24-28 y los 70 – 135) un objetivo que cubra esas focales es siempre una apuesta segura y que nos permite estar preparados ante cualquier eventualidad. Recientemente he añadido a mi colección un 24-120 de Nikon y me parece una focal muy práctica, sobre todo a la hora de grabar vídeo.

Flash: viene de viaje conmigo, porque nunca se sabe si tendrá uso o no, pero si lo tiene y no lo llevas…

¿Tarjetas y almacenamiento? en mi caso sumo 40 GB repartidos en tarjetas de 8GB. Una vez más a día de hoy tienes todas los sabores y capacidades disponibles, así que dar con número perfecto es fácil. Sin embargo, para cuatro días se quedan cortos, así que lo ideal es contar con un sistema de almacenamiento que permita “volcar” las fotos y tenerlas a buen recaudo. Yo uso un netbook con 120 GB de disco duro que además de pesar poco y abultar menos, me sirve para tareas básicas como conectarme a internet.

Trípode: nunca sin mi trípode. Lección aprendida años atrás en mi primer “Petra by night”: En mi caso un Manfrotto 190 con rótula RC486. El trípode lo meto en la maleta y a volar a su destino. Una vez allí, viaja conmigo.

Bolsa de transporte. Yo he optado por un modelo de KATA, la rucksack DR-467, para volar al destino: me permite llevar el portátil junto con el resto del equipo fotográfico. Pero cuando llego, la bolsa que uso es una Lowepro Reporter 200 para acceder más rápido al equipo.

Al final y tras mucho años de viajes a mis espaldas siempre un llevo más de lo que realmente necesitaré, pero salvo que el viaje sepas que lo vas a repetir cuando quieras, es preferible llevar algo más de la cuenta “por si acaso” surge esa oportunidad y no hay opción a aprovecharla. Son días duros respecto al peso que hay que cargar, pero es preferible no dejar nada al azar ;)

Concurso “La ruta fotográfica perfecta” | Blog de descubremalta.com

»Categorías: Técnica, Viajes

La noche la iluminas tú

La noche la iluminas tú. Tamajón, Guadalajara – Nikon D3s, 14-24 f2,8, ISO 3200, f10, 30s, trípode, Nikon SB900 – © Juan Luis Polo

La foto vale entre poco y nada desde el punto de vista del resultado gráfico. Pero muestra un campo creativo poco utilizado en mi caso, apostaría que también para bastantes fotógrafos, y no es otro que el uso del flash para “pintar” la escena. Y cuando decimos pintar, es realmente lo que podemos hacer: montamos la cámara en un trípode, fijamos la exposición con un tiempo de 30s (o más mediante la posición “bulb” de nuestra cámara) y después nos movemos rápidos con el flash en la mano, disparando las veces necesarias para iluminar aquellas partes que nos interese. El resultado es iluminación en aquellos lugares que nosotros decidimos.

¿Cuál es la clave para conseguir fotografías interesantes? definir qué y cuánto queremos iluminar previamente. El resultado será directamente proporcional a las decisiones que tomemos sobre dónde disparar el flash, en que dirección, con qué cadencia. Eso sí, la práctica compulsiva, conduce a la maestría en la técnica, como suele ser habitual.

Un mundo fascinante por explorar ;)

Y tú ¿de qué teléfono vienes?

Móviles para una historia – Nikon D3s, Nikkor 24-70 2,8G ED, ISO 200, f8, 1/160 – SU800 + SB900 + SB600 ©Juan Luis Polo

Este era un post largamente masticado, pero para el que no sacaba el momento de juntar los teléfonos y hacerles una foto para poder comentar sobre ello: ¿de qué teléfono vienes?

Mi primer móvil fue un Nokia 121, contratado con “Moviline” de telefónica en 1996. Por empezar por el principio, no era tecnología digital, si no analógica y tuvo un crecimiento muy alto, hasta casi los 900.000 usuarios. Aquel teléfono me duró poco tiempo, como duraba su batería. Aparte de ser un terminal inmenso comparado con los que vinieron a continuación, su rendimiento dejaba mucho que desear.

Tras aquel móvil, salté a Airtel en 1997 con un Nokia 6100, que me pareció noche y día comparado con el anterior. Digital, pero al ser de la red de Airtel la cobertura en los primeros momentos dejaba que desear de manera clara. Airtel fue comprado por Vodafone y en 2001 se produjo el cambio de marca definitivo hacia esta última. Si algo han tenido en común mis terminales en los primeros momentos era que el fabricante era Nokia. Hasta que Sony-Ericsson lanza un terminal el T610 que se comunicaba a las mil maravillas con mi Mac. Así que me pasé a ese terminal. Después le siguió un Motorola V3, lleno de estilo y poco más, hasta que me enganché a los “smartphones”.

Nokia “Hecho en Finlandia” – Nikon D3s, Nikkor 70-300 VR, ISO 280, f8, 1/160- SU800 + SB900 + SB600 ©Juan Luis Polo

El primero que tuve fue una Palm Treo 650 con el software de Palm (que tan bien conocía y sincronizaba con mi Mac, desde las primeras PDA’s) y después una 750 V con SO de Windows a la que llegué a aborrecer como a casi ningún otro cacharro que ha pasado por mis manos, por lo absolutamente ortopédico de su manejo. El uso de este tipo de cacharrines fue un antes y un después: yo era usuario de las Palm desde el 2001 y el tener juntos teléfono y PDA fue todo un descubrimiento.

Tras la Palm llegó mi primer iPhone, en noviembre de 2007, americano y obligatoriamente “hackeado” para que funcionase con la sim española. Y marcó mi modo de entender un smartphone desde entonces.

Cada teléfono supuso un momento diferente para mí: por lo novedoso o simplemente por lo que resolvía de mi día a día. Y guardo gratos recuerdos de esa evolución que he podido vivir con cada terminal, ¿y tú?

»Categorías: Producto

¿Viajas a Malta conmigo? ;)

El vídeo lo cuenta todo: cuando desde Territorio creativo empezamos a trabajar para el departamento de turismo de Malta a principios de este año, una de las primeras cosas que nos pidieron fue que viajásemos al país para conocerlo de primera mano para trabajar sobre los contenidos del blog y del resto de medios que alimentamos . Sin embargo les pedimos que nos dejasen hacer algo algo diferente: en vez de montar un viaje al uso, les planteamos que nos dejasen llevar a dos personas ajenas a nuestra agencia, pero que fuese gente apasionada por la fotografía. De esa manera convertíamos un viaje en una experiencia orientada a disfrutar del país y de la fotografía a partes iguales.

Y por fin hemos organizado el cómo hacerlo: durante quince días tendréis la oportunidad de explicarnos vuestras razones para ser los elegidos y con la decisión que tome el jurado convocado para la ocasión, nos iremos de viaje desde el 26 de noviembre al 29, para recorrer todo aquello a lo que nos dé tiempo, pero siempre desde un punto de vista clave: hablar de fotografía, compartir técnicas y realizar muchas fotos, a la vez que conocemos de primera mano un país muy atractivo sobre el papel.

Durante estos días previos a la decisión final, iré comentando con vosotros mi experiencia de otros viajes para que podamos sacarle todo el partido. Yo que vosotros participaba pero ya: no todos los días nos podemos escapar a hacer fotos, conocer un país nuevo y además, que no nos cueste dinero ;)

Toda la información | Blog de descubremalta.com

»Etiquetas: ,
»Categorías: Viajes