Compraventa entre particulares: malos tiempos

Comprar y vender equipo de ocasión es una práctica habitual cuando eres aficionado a la fotografía. Recuerdo como si fuese ayer las tardes pasadas en la tienda de José Luis Mur, Fotocasión, buscando éste o aquel objetivo de ocasión imposible de conseguir en ningún otro sitio. Tiempos lejanos en los que este tipo de tiendas, como Casanova Foto en Barcelona, se convertían en lonjas fotográficas de los aficionados, deseosos de vender y comprar nuevo equipo. Más allá de ellos sólo había espacios de clasificados en papel en las revistas especializadas, para que los particulares pudiesen anunciarse.

Sin embargo el tiempo de la exclusividad en la compraventa para estas tiendas acabó cuando internet entró en escena. La llegada de iBazar y su posterior compra por eBay, por poner un ejemplo, junto con la fuerza y difusión que los foros verticales de fotografía han alcanzado, dieron paso a una nueva situación en el mercado de ocasión: la de la transacción directa entre aficionados.

Arrancaba esta entrada con la captura de un pantallazo de Fotonatura.org, en el que una persona anima a otros a ayudar a salvar el tablón de anuncios. ¿Por qué? Porque en el transcurso de las últimas semanas, se están denunciando posibles casos de estafa: alguien consigue que se abone la transacción por adelantado, sin enviar el producto según lo acordado.

¿Cómo hacer para que nuestra compra o venta no acabe en una situación así?

Con regularidad suelo desprenderme de objetivos, cámaras, accesorios para poder comprar otros. La experiencia de estos años me ha enseñado varias lecciones respecto a qué significa comprar y vender cuando no tienes delante al vendedor o al comprador. Punto primero: tu posición es diferente cuando vendes o cuando compras. Es de perogrullo, pero no está de más reflexionar sobre ello.

Si vendes, la clave es ganar credibilidad. Así que algunos puntos a tener en cuenta son:

  • Facilita datos que arrojen luz sobre tu perfil. Quién eres, datos que aumenten tu credibilidad, teléfono para que te puedan contactar… son indicadores de que vas de “buena fe”. En un foro, es fácil con la actividad diaria que otras personas avalen tu presencia en el tablón de anuncios, sobre todo si eres un miembro activo de la comunidad. Pero en lugares como Fotonatura, no. El formato del tablón es dependiente de un perfil que debes alimentar tú.
  • Fotografía el equipo que vendes. Por definición, una aficionado a la fotografía es capaz de hacer una foto de suficiente calidad de un objeto. Sin embargo es frustrante ver anuncios en los que no hay una sola foto. Y cuando la hay, está copiada de un catálogo. Puede que nos dé pereza pero la realidad contumaz es que el anuncio que tiene buenas fotos vende más que el que no la tiene o es de un catálogo.
  • Habla con tu interlocutor por teléfono. Los matices de la voz arrojan luz sobre lo que la comunicación escrita no puede. Un mensaje escrito puede darnos ciertos indicadores, pero no es comparable a la voz y a poder responder a las preguntas que el comprador te hará inevitablemente. Es básico poder hablar con la otra persona.
  • Transacción en persona. Nunca deberíamos renunciar a esta posibilidad, si es fácil de realizar. Un trato de tú a tú, es la mejor garantía de que ambas partes quedan satisfechas. Y también de evitar cualquier tipo de malentendido. Siempre es la opción más consumidora de tiempo, pero es con diferencia la mejor hasta el punto de que la otra persona nos tenga en su “radar” y acuda en busca de más equipo cuando lo pongamos a la venta.

Si compras la clave es asegurar que tu dinero llega a cambio de un producto descrito como se indicaba. Así que los puntos reseñados para el vendedor, son los mismos para el comprador, con un matiz; en vez de ofrecerlos, debemos exigirlos. Y debemos cerciorarnos de que la descripción del producto es real: si se dice que está en perfectas condiciones, que el objetivo tenga holguras, por ejemplo, no es admisible. O si se dice que hay factura de compra, pidamos que nos la envíe antes. Que no nos duelan prendas pidiendo para tener la máxima seguridad.

Una última reflexión en voz alta: son malos tiempos en lo económico, con una situación crítica para mucha gente. Situaciones en las que haya gente que trate de aprovecharse de la buena fe de las personas, se han dado siempre, pero ahora que el dinero es escaso, aumentarán. Ante la duda, no debemos hacer el trato por mucho que nos parezca que es una gran oportunidad. La confianza es la madre de cualquier venta por internet. Si cuando hemos chequeado estos puntos no estamos convencidos, mejor dejarlo pasar y a por otra oportunidad.

¿Te guta comprar o vender por internet? ¿Qué precauciones tomas tú?

»Categorías: Opinión
Tenía 15 años cuando cogi por primera vez la cámara de fotos de mis padres, una Agfa de telémetro. Me dejaron hacer unas fotos y días después acudi a recoger las fotos reveladas. No lo sabía, pero acababa de nacer una afición que me sigue fascinando desde hace 30 largos años, en los que no he parado de captar imágenes. En 2007 abrí Enfocando.es un blog de fotografía en el que he volcado fotos, vídeos, comentarios, análisis y consejos con el afán de compartir mi experiencia sobre la fotografía. Actualmente soy el director general de la empresa que fundé en 1997, Territorio creativo.

Hay 1 comentario

#1 José Francisco enviado el 12.18.12 #11:33 pm

Seguí el comentario de la D 700 con e 14-24 f 2.8, y me gusto mucho. Un saludo

Escribe un comentario