Fuji X-100: ¿es tan fiero el león como lo pintan? (I)

Mis amigos de Casanova Foto me prestaron una Fuji X100 para ponerla a prueba. Me apetecía realmente conocer una cámara que ha supuesto que Fuji”film” (“film” porque hacían peliculas no hace tanto tiempo) se aparte del camino que ha recorrido Kodak, su archienemigo y paradigma del management para dummies, una empresa que podía haber sido líder en el camino actual de la fotografía digital y que ha terminado en quiebra.

Una cámara que ha hecho correr ríos de bits en blogs y lugares especializados por el interés que ha levantado. Al punto que algún blogger se ha quejado de no disponer de una para su prueba.

¿Cuál es la sensación de la cámara en las manos?

Lo primero que uno percibe nada más desempaquetar la cámara y tenerla en la manos es su peso. Peso y solidez a partes iguales. Supongo que las mentes pensantes de Fuji han querido hacer que esa sea la sensación. Y en mi opinión lo consiguen: parece una cámara hecha a conciencia, con un toque metálico especialmente presente. Eso sí, más presente en la parte superior que en la parte posterior, de plástico sin más.

La segunda impresión es sin duda el visor. Sobre todo si has tenido la oportunidad de utilizar una cámara de telémetro, cuando la película de 35 mm era la reina. Visor tipo telémetro y pantalla trasera, junto con botones típicamente “digitales” son difíciles de ver en una misma cámara. Sobre todo si el envoltorio es tan clásico.

Y entrando al detalle de botones y demás zarandajas, la X-100 mimetiza lo que estábamos acostumbrados a usar hace años. La rueda de velocidad permite elegir la misma o colocarla en posición “A” en cuyo caso la cámara quedará en prioridad de apertura. Junto a ella está la rueda de compensación de la exposición, “hablan” alto y claro para aquellos que buscan oír una música conocida.

En vez de tener que pulsar un botón a la par que contorsionamos el siguiente dedo para alcazar vaya usted a saber qué rueda que al fabricante se le ha ocurrido que es la ideal, en el caso de Fuji todo está a mano. “A dedo” en realidad. Pero claro, usar la compensación de exposición es un arte oscura para determinados usuarios, que por empezar por el principio no saben como mide la luz una cámara. Así que no alcanzarán a disfrutar del pequeño placer de usar una rueda “ad-hoc” para alterar la medición del fotómetro.

En el objetivo está la rueda que controla la apertura. Una vez más, “como en casa” para aquellos que hayan usado cámaras cuando lo digital era un sueño. En este caso, la posición “A” tendrá como resultado que la cámara entre en modo de prioridad de velocidad, si seleccionamos la misma o en modo programa, si también hemos seleccionado la “A” en el selector de velocidades. A partir de ahí, si ambos selectores se ponen en juego, estaremos en modo manual. Y la cámara nos mostrará en la pantalla trasera o bien en el visor interno, lo acertado o alejados que estamos de la medición que el fotómetro elegiría.

Enfoque: En el lateral izquierdo, el interruptor que nos permite elegir el tipo de enfoque: manual, AF-sencillo o AF- continuo. Y me permitiréis que me extienda en mis sensaciones usando estos modos:

  • Enfoque manual. Cuando se trata de enfocar en modo manual con esta cámara, es cuando se acaba de golpe la ilusión de tener una telemétrica entre las manos. Pero de golpe. Al punto que si insistimos en nuestro sueño, lo pasaremos mal. El método que utiliza Fuji de partida es cuando menos mejorable. Una escala en el visor (el óptico o la pantalla) nos mostrará una barra que hace las veces de indicador de distancia, y al mover el aro de enfoque del objetivo, la barra indicará cuanto de alejados de la distancia estamos.

    Lo ideal, al modo de otros fabricantes, por ejemplo la EPL-2 de Olympus, sería que la pantalla ampliase una parte para poder ver si estamos en foco o no, por ejemplo con el movimiento del aro de enfoque del objetivo. Algo así se puede conseguir con el mando que hay debajo de la rueda de compensacion. Pero el de Olympus está mejor implementado desde el inicio, en mi opinión.

  • Enfoque autómatico. No, no es ni Canon ni Nikon en términos de autofoco, pero la mayor parte de las veces acertará. Con todo tiene tendencia a fallar a distancias cercanas más de lo que a mí me hubiera gustado.

Visor híbrido: ¿qué es un visor híbrido? Aquel que permite cambiar de la visión a través de un “cristal”, a un visor digital, concretamente uno de 1,4 m de pixeles. La pregunta obligada es ¿para qué? sinceramente a mí me ha costado entender el motivo: si ya te has currado un visor óptico muy bien implementado, con líneas de encuadre y corrección de paralelaje, orientativas eso sí, no llego a entender muy bien la gracia de acceder a un modo EVF, sobre todo cuando tienes una pantalla trasera en última instancia. La palanca que lo permite se encuentra a junto al objetivo y es bien fácil su uso.

El visor digital en situaciones de luz baja, tiene un refresco de imagen algo escaso: dicho de otra forma, la imagen se formará con pequeños saltos, no de forma fluida.

Mandos en la parte trasera.

En el lado derecho encontramos la rueda trasera, pequeña y difícil de usar como tengas los dedos grandes. Los botones por lo demás tienen buen tacto y hacen cosas “esperables”.

En el lado izquierdo están los botones destinados a la selección del punto de enfoque, el modo de visión (visor, pantalla o selección automática mediante un sensor junto al visor) entre otros.

Grabación de vídeo.
1280 x 720p, 24 fotogramas por segundo (lo más parecido a la apariencia de cine) y codec MPG4, con extensión AVI. Suficiente para hacer unos clips sin pretensiones profesionales. En todo caso control manual del vídeo prácticamente inexistente: si quieres controlar algo la exposición, modo “A” antes de empezar, seleccionar la apertura y eso es todo. Mientras se graba no hay quien modifique un solo parámetro. El control manual del vídeo durante la grabación está reservado a cámaras de más dinero, en casi todos los fabricantes.

Lo que demuestra a las claras que no es una cámara pensada para grabar vídeo es que no hay mandos “ad hoc”. No hay un botón que permita la grabación directa por ejemplo. El vídeo comienza y para con el botón disparador, así que tienes que activar el modo vídeo previamente

¿El resumen hasta aquí a falta de revisar la calidad del sensor? una cámara que llama la atención por lo elaborado de su diseño. El manejo de la cámara es sobresaliente en algunos aspectos, visor, ruedas de control de exposición o de compensación y muy mejorable en otros, botones de la parte trasera, con un tacto que desmerece respecto la parte superior y un menú farragoso en cuanto a usabilidad. También es mejorable la velocidad de escritura de los ficheros en la tarjeta.

Y en breve la segunda parte, relativa a las fotos y la calidad de imagen

»Categorías: A prueba
»Entradas relacionadas:
Tenía 15 años cuando cogi por primera vez la cámara de fotos de mis padres, una Agfa de telémetro. Me dejaron hacer unas fotos y días después acudi a recoger las fotos reveladas. No lo sabía, pero acababa de nacer una afición que me sigue fascinando desde hace 30 largos años, en los que no he parado de captar imágenes. En 2007 abrí Enfocando.es un blog de fotografía en el que he volcado fotos, vídeos, comentarios, análisis y consejos con el afán de compartir mi experiencia sobre la fotografía. Actualmente soy el director general de la empresa que fundé en 1997, Territorio creativo.

Hay 9 comentarios

#1 Juan Carlos Gómez enviado el 04.10.12 #12:13 pm

Hola Juan Luis
Gracias por el análisis que has hecho de esta nueva máquina. Lo he leído con interés ya que mi D90 necesita tener a mano una hermanita compacta (una P7100 como defensor de una marca…) pero no podemos dejar de lado una herramienta como esta Fuji. Mi primer camarita (Año 1980) fue precisamente a los 16 años una Fuji hogareña con cartuchos 110, venía incorporado un mini zoom Fujinón.
Saludos
Juan Carlos Gómez

#2 bieito enviado el 04.24.12 #12:48 pm

uyyyy, que ansias porque publiques la segunda parte!!! estoy por comprarme esta o la x10 o la xpro!! que tal es andar simpre con focal fija??? por ejemplo ir de viaje??? te pierdes muchas fotos???

#3 alberto honing enviado el 04.25.12 #12:18 am

Gracias Juan Luis, genial la review.
La X-100 es una máquina para gourmet, para “saborear” la fotografía. Aunque claro está, no es una Leica. Y tienes razón, no veo yo muy útil ese visor electrónico, se lo podían haber ahorrado.
Espero ese test tuyo de calidad made in polo.

Por otro lado, lo que me encanta de Fujifilm es su estrategia de mercado. Desde que cambiara su logo, como bien dices, de Fuji a Fujifilm (aún el ECI vende película de Fujifilm) ha ido por su cuenta, con cámaras EVIL que se diferencian del resto. Dejó su guerra con Nikon y Canon dejando de fabricar sus réflex S pro con montura Nikon. Y aún así, su potencial es bárbaro, fabricante actual de película, labs, papel, sensores, ópticas ¿alguien da más? ah si, cámaras de un sólo uso, cámaras instantaneas.

Y digo esto, porque aún hay mucha gente que me preguntan con dudas ¿fujifilm, es buena marca?

saludos

#4 Cintio enviado el 04.30.12 #11:10 am

La tengo y cada dia mas encantado con esta maquina. Estoy de acuerdo en casi todo lo que comentas.
Yo actualmente la trabajo en MF y boton AEL y cuando lo hago en MF y anillo lo hago por distancias al objetivo ¿se llama hiperfocal? je je y le saco rendiemiento.
Mis ultimas fotos del domingo. Media mañana, f/2, MF y excelente resultado http://www.youtube.com/watch?v=w2lqvmVd4mc&feature=youtu.be
Un saludo

#5 Eduardo enviado el 05.31.12 #12:51 pm

No es que el enfoque manual sea malo sino que lo utilizas de un modo equivocado. No es una Leica telemetrica, es una Fuji X100. El enfoque manual esta pensado para ser aprovechado trabajando con el sistema de enfoque por zonas usando las hiperfocales. Fijada la apertura y la distancia de enfoque, sabes con la barra de informacion de profundidad de campo, de donde hasta donde queda nitidamente enfocado lo que fotografias. Y eso sumado al visor analogico (sin ninguna informacion que moleste) es ideal para la fotografia de calle.

#6 Juan Luis Polo enviado el 05.31.12 #6:47 pm

Eduardo, no lo dudo.

Pero el enfoque en sí, el que realiza en automático la cámara es cuando menos exasperantemente lento ;)

#7 Eduardo enviado el 06.18.12 #11:33 pm

Mas sobre el enfoque:
Cuando la camara esta en modo enfoque manual, apretando el boton AFL/AEL “salta” al autofocus, soltando el boton vuelve al modo manual. Luego puede hacerse una correccion mas fina de ser necesario manualmente. Esto es muy util en situaciones de altisimo contraste o muy poca luz.
El enfoque automatico es rapidisimo, no se de que hablas. A menos que por error lo tengas en modo macro y ahi si es lentisimo, pero eso es a proposito. Si fuera rapido en macro se la pasaria haciendo microajustes y seria muy dificil enfocar exactamente el punto milimetrico que quieres.

#8 Juan Luis Polo enviado el 06.19.12 #12:30 pm

Eduardo, hablo de lo que he podido comprobar. Comparado con otras cámaras, es lento. Sin ir más lejos con la Olympus OM-D.

Pero es mi percepción. La de cada cual puede variar

#9 Mi verano en 5 fotos - Enfocando enviado el 09.11.12 #10:59 am

[...] Menorca, mi amigo y fotógrafo profesional Daniel Sánchez Alonso me dejó su recién estrenada Fuji FinePix X100, una preciosidad de cámara por cierto a la que Juan Luis Polo dedicó un post en abril. Tengo [...]

Escribe un comentario