Entradas con la etiqueta “Lowepro”

Sobre la carga de ser fotógrafo.

© Alberto Honing

© Alberto Honing

La delgada línea que separa muchas veces a un profesional de un aficionado no es tan siquiera una titulación oficial, ni siquiera los conocimientos o la experiencia, ni el equipo que use, la gran diferencia entre el profesional y el aficionado es la motivación.

La motivación es la raíz del comportamiento, la causa.

Así, al profesional le motiva el hambre. No en un sentido peyorativo, su comportamiento se centra en subsistir entre tantos lobos con ansia de comida, de llegar a fin de mes, de pagar su cuota de autónomos, quizás de las más altas de Europa.

Al amateur le motiva como bien dice su propia semántica, el amor. Su motivación no es económica, ni hay fusta que hostigue con pago de tributos al Rey y su Corte, no tiene horarios ni obligaciones, tampoco tiene que pelear con los distintos creativos, ni seguir un briefing.
Al aficionado le mueve una pasión, básicamente, se trata de aquellas personas que hacen algo solamente por vocación.

Pero hay algo en común que los une y es indispensable, casi diría tan fisiológico como el respirar: proteger y transportar el preciado equipo.

Continuar leyendo »

Duelo de mochilas: Benro B 400 contra Lowepro Fastpack 250; interior

Continuamos con la segunda parte del “Duelo de mochilas: Benro B 400 contra Lowepro Fastpack 250″ esta vez centrado en el interior y la capacidad de almacenaje de estos modelos.

Espacio superior. Lo primero que salta a la vista es el diferente planteamiento que ambos fabricantes han realizado. Benro ha optado por una configuración 33/66 y Lowepro por una 50/50 de tal modo que el espacio que la Benro proporciona es amplio, pero menor que el de la Lowepro. Y eso condiciona que podemos guardar en él.

Continuar leyendo »

Benro contra Lowepro, en breve

Los aficionados a la fotografía solemos padecer fetichismos de variado pelaje: por objetivos, cámaras, accesorios… El apartado de las bolsas y mochilas es uno de mis favoritos. En todo este tiempo he ido comprando, disfrutando y sufriendo una buena parte de los modelos que hay en el mercado. Y siempre con un condicionante de partida: la búsqueda de la mochila perfecta.

Tal vez porque llevo muchos años a mis espaldas, la realidad ha conseguido calar en mi mente: la bolsa fotográfica perfecta no existe. Pero esa realidad no me aleja del placer que me proporciona probar accesorios de este tipo.

Y gracias a mis amigos de Casanova Fotografía, estoy probando y comparando una mochila conocida y con tiempo en el mercado, la Lowepro Fastpack 250 y una “insurgente” con la fuerza que sólo puede tener un fabricante chino: Benro B 400. En unos días publicaré mis impresiones y las fotografías que las acompañan.

“Permanezcan atentos a sus pantallas” ;)

»Etiquetas: , ,
»Categorías: A prueba, Producto