Entradas con la etiqueta “olympus OM-D”

Olympus OMD ¿qué pinta entre tanta oferta de cámaras?

Buenas tardes Juan Luis,

Llevo desde Noviembre esperando que publiques la segunda parte de tus opiniones y análisis sobre la Olympus OMD.

Soy tremendamente respetuoso con personas que como tú, plantean su saber en la red y nos forman sin esperar nada a cambio. Entiendo que hay otras obligaciones profesionales que a veces ralentizan estos procesos. Pero en este caso, no entiendo que publicases el post del 13 de noviembre acerca de tus experiencias con la OMD y fuese tan escueto. En realidad no hablaste nada sobre ella (…) Habías creado una expectación y, los que te seguimos, queremos más. Muchas veces son demasiado cortos tus artículos.

Desde la más profunda admiración, un cordial saludo.

José María

A pesar de que me considero profesional rodado en esto de los medios sociales, la facilidad con las que las personas publicamos contenidos, conseguimos seguidores y se crea vinculación, no deja de sorprenderme. Agradecí a José María que me hubiese escrito y me comprometí a publicar el prometido análisis sobre la Olympus OMD, la cámara que el año pasado mñas me ha sorprendido, con permiso de la también sorprendente Nikon D800.

¿Qué puede uno esperar de una cámara así? Tanto que me temo que el análisis se quedará corto
Continuar leyendo »

»Etiquetas:
»Categorías: A prueba, Olympus

Orchestral Manoeuvres in the Dark (OMD) by Olympus

Llevo utilizando las micro cuatro tercios de Olympus desde el año 2010. Han pasado por mis manos la Pen original, la EPL-2 y ahora la OM-D. Y es la historia de una evolución constante, de poco a mucho. La Pen original era una cámara que apuntaba maneras… pero dejaba un regusto amargo. Lenta en general y ergonómicamente muy mejorable. Sin embargo enseñaba a las claras que el equipo de diseño de Olympus venía a jugar.

Graciosa. La isla. – Olympus E-M5, M.12-50mm F3.5-6.3, ISO 200, f13, 1/2500

No es fácil cuando te has curtido en la fotografía a los mandos de una reflex, renunciar a usar una cuando sales de viaje o buscas controlar hasta el último aspecto de la fotografía que puedes hacer. Algo siempre te dice en tu interior que te arrepentirás de no haberla traido. Sin embargo la OM-D ha conseguido convencerme de que las promesas del micro 4/3 podían empezar a cumplirse.

6 meses después y con varios miles de fotografías realizadas, os contaré mis impresiones y que se puede esperar de ella. Y se puede esperar buenos momentos fotográficos.

Pero será en otra entrada, ya en la cocina ;-)

»Etiquetas:
»Categorías: Opinión, Producto