Entradas con la etiqueta “Vídeo” (página 2)

Más vídeo en Jordania, con la Nikon D90


081206 Jordania día 3: Petra, la ciudad rosa de los nabateos from Juan Luis Polo on Vimeo.

Un nuevo vídeo de la serie que realicé en Jordania en el pasado mes de diciembre. A partir de todo el material grabado (aproximadamente 2 horas) la idea era crear pequeños vídeos de aproximadamente 4 ó 5 mínutos como máximo, por cada uno de los días, mostrando así una visión general del país y de lo que nos fuimos encontrando.

La Nikon D90 ha demostrado ser una buena herramienta para realizar este tipo de grabación, donde la velocidad de enfoque o los cambios de planos no son especialmente demandantes. Complementada con una Xacti HD700 para las tomas más exigentes, el resultado ha sido bastante aceptable. Y por último la idea no era tanto la calidad última de la grabación, si no hacer una producción entretenida y fácil de ver.

El resto de los vídeos los podéis encontrar en mi página de Vimeo. Qué los disfrutéis ;)

La aventura en Jordania: el primer vídeo con la Nikon D90


081206 Viaje a Jordania 2008, el vídeo resumen con la Nikon D90 from Juan Luis Polo on Vimeo.

Pues ya está aquí el primer vídeo de la serie sobre La Aventura Jordana que hemos protagonizado Pedro Jareño y yo, que a modo de resumen visual muestra pinceladas de la estancia en el país. La idea es que dos personas cercanas al mundo de los social media recorriéramos el país, con ojos de verlo todo y grabarlo todo, para después a nuestra vuelta pudiésemos empezar a compartir nuestra experiencia, apoyada en fotos y vídeos.

Pero desde el punto de vista de este blog, que va sobre imagen, ¿qué tal impresión me merece la Nikon a la hora de grabar vídeo?
Continuar leyendo »

Preparando el equipo para un viaje muy especial a Jordania…

La última vez que estuve por allí fue en diciembre de 2006. Mucho ha llovido desde entonces. Pero las ganas de volver a viajar a un destino como Jordania siguen como el primer día. A estas alturas uno deja allí buenos amigos. Esta vez el viaje va buscando un lado profesional, más que lúdico. Una buena idea surgida con otra empresa nos lleva a realizar un viaje buscando mostrar otra manera de promocionar un país. Pero esta historia la conoceréis en breve.

Escuchando la historia nabatea. Petra, Jordania diciembre 06 – Canon 400D, 10-22 ef-s, ISO 800, f 5,6, 25 s, trípode

¿Qué llevarse a un viaje de estas características? por supuesto me refiero al equipo fotográfico y accesorios. Empecemos por el principio:

¿Qué cámara? en mi caso, sin dudarlo, una reflex digital. En esta ocasión será una Nikon D700. Una cámara pesada, sólida y robusta, con un comportamiento a ISO alto que pone los pelos de punta. ¿No sería mejor llevar una cámara compacta, ligera? Venga ya: uno se va a un país a 4.000 km de distancia, con miles de lugares para fotografiar ¿y se va a dejar el mejor equipo en casa?

¿Un segundo cuerpo? deseable y recomendable. Ya sería mala suerte que la cámara principal te juegue una mala pasada y te quedes sin hacer fotos desde el primer día. Así que es muy recomendable llevar un segundo cuerpo. Si estás en Nikon, una D40 o una D60 son muy recomendables. Si quieres un poco más de juego, una Nikon D90, que además te permitirá grabar vídeo, ya que estamos… En mi caso la elección es la D90

¿Objetivos? siempre viajo con un superangular y un telelobjetivo, básicamente el 14-24 f2,8 y el 70-300 VR. Entre medias algún 50 luminoso. En esta ocasión posiblemente un 24-70 f2,8. Y sí, entre todo suma un peso considerable, pero repito: una semana para capturar lo mejor de un país, obliga a llevar el mejor arsenal.

¿Tarjetas y almacenamiento? en total unos 10 GB en tarjetas. A todas luces escaso para una semana de trabajo. ¿Opciones? se abren básicamente dos: un disco duro externo tipo Epson P3000 o un netbook. Lo fascinante es que ambos vienen costando lo mismo y sin embargo con el segundo, tienes un ordenador de verdad que te permite más cosas que sólo descargar las fotos y ya. Yo tenía un P2000 que vendí. Ahora posiblemente lleve un netbook, tipo Medion o similar.

¿Vídeo? el vídeo se lo tengo encomendado a una Xacti HD700, un juguete realmente curioso, que se guarda en cualquier sitio, no ocupa ni pesa y todavía te permite traer un vídeo digno a 720P.

¿Trípode? nunca sin mi trípode. Lección aprendida años atrás en mi primer “Petra by night”: “sin trípode no hay paraíso”, parafraseando a la conocida serie de televisión. En mi caso un Manfrotto 190 con rótula. El trípode lo meto en la maleta y a volar a su destino. Una vez allí, viaja cerca y a mano en el coche o en autobús.

¿La bolsa ? ah, la bolsa: la colección de bolsas que poseo es comparable a de los bolsos que las mujeres llegan a acumular al cabo de los años. De bandolera, pequeñas, grandes, varias mochilas… ninguna es perfecta, aunque yo he optado por un modelo de KATA que no está nada mal: la rucksack DR-467: permite llevar un portátil junto con el resto del equipo fotográfico. Pero cuando llego a destino, suelo llevar una bolsa de bandolera que te permite acceder más rápido al equipo. Una Lowepro Reporter 100 en concreto.

Estas son en resumen las opciones que yo manejo cuando salgo de viaje. Si la fotografía es lo tuyo, planifica con antelación el equipo y las decisiones a tomar y ante la duda, echa a la mochila más equipo que menos. Será una semana dura en el sentido de la cantidad de equipo a llevar, pero estarás a punto para todas las oportunidades que se puedan ir presentando.

Vídeo y cámaras fotográficas: un inaudito matrimonio de conveniencia


Nikon D90 in Tibet from Dan Chung on Vimeo.

Hace menos de un mes, ni miraba a una cámara fotográfica que grabase vídeo. Hoy estoy a punto de comprar una… ¿Por qué el cambio? No es tan sencillo de explicar pero tiene que ver con mis próximos movimientos a nivel profesional.

Si viajas, que sea ligero. Primera lección aprendida después de multiples viajes a países de todo tipo y condición. En esa filosofía se encuadra que desde hace ya un par de años, la grabación de vídeo se la haya encomendado al modelo “Xacti” de Sanyo: un cacharro ligero y portatil, pero con suficientes prestaciones como para poder traerte el vídeo puesto. Además fácil de editar con un simple iMovie de Apple.

Sin embargo una vez que he probado la nueva 5D mkII de Canon, con su opción para grabar vídeo con el mismo aparato y viendo los ejemplos que ya ruedan por la red también de la Nikon D90 hay que reconocer que los vídeos que se consiguen con una de estas cámaras y el juego de las ópticas intercambiables, es para pensarse de nuevo la opción de coger un cacharro de estos. Sobre todo si el tipo de vídeos se resume en pequeños clips tipo “Indie”.

En fin, a vueltas con un “todo en uno”: llevar una única cámara y con ello la tranquilidad de saber que te traes vídeo también o seguir usando una cámara dedicada para el vídeo, pero con muchas menos posibilidades de jugar en situaciones de baja luz o enfoque diferencial. Un dilema que una sóla cámara no resuelve…

ACTUALIZACIÓN 3 DE DICIEMBRE 08: he sustituido el vídeo original por otro debido a que el primero ha sido borrado por su autor :(

»Categorías: Producto, Vídeo